· 

Cómo limpiar las brochas de maquillaje

Aprovechando que desde "The Pink House" me han mandado esta manta para limpiar brochas, entre otras cositas que os mostré por Instagram 

Os voy a contar cómo limpio mis brochas, les devuelvo su blanquito color natural y la importancia de tener nuestras brochas bien limpitas.

Cada cuanto tiempo limpias tus brochas? Aunque la pregunta real sería: ¿Limpias tus brochas?"

Aunque parezca increible, la respuesta de mucha gente sería "nunca" otros "una vez al mes" y en el raro caso "una vez a la semana" esta última respuesta, es la que más se asemeja a la respuesta más correcta.

Maquillarse con una brochas con restos de maquillaje, es decir, sucia, es extender miles de bacterias perjudiciales para nuestro rostro, que son las encargadas de producir el acné y los puntos negros.

Aunque pensemos que no, el resultado de nuestro maquillaje, depende mucho del estado de limpieza de nuestras brochas. Una brocha limpia ayuda a extender el maquillaje de forma homogénea por todo el rostro. Mientras que una brocha sucia con su acumulación de maquillaje en sus cerdas, no la permite hacer su función correctamente.

Da igual cuando dinero te hayas gastado en ellas, pero si además nos hemos dejado un pellizquito, mantenerlas limpias, las ayudará a durar mucho más tiempo.

 

Suelo maquillarme poco, pero cuando lo hago, me gusta pintar mis ojos con tonos oscuros, por lo tanto mis pobres brochas, adquieren un aspecto sucio, y además, necesitan un buen lavado para poder ser utilizadas en colores más claritos.


Si te da pereza una vez a la semana hacer una limpieza al completo, por lo menos pásalas por un algodón humedecido en alcohol, para desinfectarlas y así aguantar un poco más su limpieza, la brocha no quedará impecable, pero al menos estará desinfectada.

 

Así quedan mis brochas después de maquillarme.

 

Lo primero que haremos será mojar nuestra brocha bajo el grifo.

Pasa la brocha por el jabón que suelas utilizar, Fairy, jabón lagarto, jabones desmaquillantes... Yo en mi caso, uso jabones naturalmente que yo misma preparo, puedes adquirirlos desde aquí mismo. 

Seguidamente frota tus brochas con los dedos o utiliza un "Brush egg" o como en mi caso que estoy usando esta manta, que resulta muy práctica, por que se adhiere al lavabo con sus ventosas y tiene muchas texturas diferentes, para limpiar hasta las brochas más difíciles. 

Ya sólo nos queda, limpiarla bajo el grifo...

Y así de limpita se nos queda. Sólo nos falta dejarla secar.

Cada cuanto tiempo limpias tus brochas. Conocías la importancia de la limpieza de estas herramientas? Hasta el próximo post!!

Encuentra mis reseñas


Suscríbete a la newsletter y no te pierdas nada!

* campo requerido