· 

"MeLuna" Copa Menstrual

Ya os dije, que en cuanto la probara, os contaría mi opinión y experiencia. Así que allá vamos!

Primero me gustaría poneros en antecedentes, contándoos cuales han sido mis métodos hasta el momento.

Yo soy y me declaro "fan" y usuaria de la compresa. Lo se, es incómoda de llevar y es cierto que hay cierto tipo de ropa, con la que no la puedes usar, por que se nota. Pero los tampones me gustan menos aún, y aunque si es cierto que no te limita con la ropa, me parece mucho más incómodo de usar. En pocas ocasiones lo he usado y siempre y cuando fuese de fuerza mayor, llamémoslo playa o piscina.

Primero me parecen incómodos de poner, son demasiados "secos" y para que no molesten (hablo bajo mi experiencia personal) debes introducirlo bastante dentro. Es cierto que los que llevan aplicador hacen esta parte mucho más cómoda, pero aún así noto, que cuando uso tampón la regla como que se "corta" pero luego en cambio tarda mucho más en desaparecer. No se si me explico, cuando uso tampón la cantidad de flujo se reduce en cuanto a cantidad, pero en cambio estoy durante más tiempo con el periodo. Os pasa a vosotras también?

Y llega la hora de retirarlo, creo incluso que es la parte que peor llevo. Tiras de la cuerdecita y la sensación (bajo mi parecer) es bastante desagradable, así que para mí, la única opción posible, hasta ahora, es la compresa.

Cuando desde "MeLuna" me mandaron esta pequeña copa menstrual, la curiosidad se apoderó de mí. Lo primero que me llamó la atención fue su reducido tamaño, teniendo en cuenta que esto depende de si has sido mamá y de que forma se produjeron los partos, además de contar también tu estatura y tu peso, para tener en cuenta la talla que te correspondería.

En mi caso y tras dos partos naturales, la chica me recomendó la talla M. Está fabricada en TPE (material vegetal y vegano) y está completamente fabricada en Alemania.

Lo primero que hice fue esterilizarla, es decir en un cacito con un poco de sal y cuando el agua rompió a hervir, introduje la copa cubriéndola completamente, con tres minutos es más que suficiente.

Se me hizo muy fácil y cómoda introducirla. Tienes que doblarla, hay varias técnicas, pero esta es con la que me sentí más cómoda, tal y como os muestro en la foto. 

Si hace falta siempre puedes mojarla con un poquito de lubricante, pero en mi caso no me hizo falta. Una vez la introduces y la coloques donde no te moleste (no debes notarla, en el caso de que la sientas, es que la habrás colocado de forma inadecuada) para comprobar que está bien colocada, siempre puedes cogerla desde el anillo y darle alguna vuelta, si gira sin problemas ni molestias, habrás conseguido introducirla correctamente.

En comparación con la compresa o tampón es una alternativa más sana y económica. Aunque la apariencia sea lo contrario, en realidad tiene más capacidad para recoger el flujo menstrual. No afecta para la vida cotidiana al ser una protección invisible, se puede usar incluso por la noche, aunque yo por ser el primer mes y no controlar muy bien los tiempos, para la noche preferí usar mi método de siempre. Evita las infecciones producidas por hongos, se puede usar desde la primera menstruación y dura muchísimo tiempo.

Si te sientes más cómoda siempre puedes ponerle un cordel en el anillo para tenerla siempre localizada, pero no te preocupes por que es imposible que se pierda dentro.

Debes estar relajada, en mi caso me es más cómodo usarla en el videt. 

Puedes llevarla puesta hasta 8 horas, no excediendo nunca las 12 horas. Basta con vaciarla de 2 a 4 veces al día, pero esto depende de cada mujer, los primeros días lo mejor es que lo hagas más a menudo, hasta que cojas tu rutina y tus tiempos.

Durante todo el ciclo cuando la vacíes basta con que la limpies con agua y jabón suave y neutro, al acabar el ciclo se recomienda esterilizar, tal y como hicimos la primera vez antes de su primer uso. Luego la guardaremos en su bolsita, hasta el próximo mes.

Retirarla es muy fácil.

No tires de la anilla, está únicamente para que te sea más fácil localizarla. Y tampoco tires de ella sin haber roto antes el vacío. Para ello localízala por el anillo y aprieta tal y cómo te muestro en la foto por la parte con los anillos de silicona, luego simplemente tira de ella.

Igual que me la pongo en el videt, me la quito, desecho el contenido en el water, limpio con agua y jabón la copa y la vuelvo a introducir.

Tal y como me llevaba con los tampones, pensaba que la copa no me convencería, pero me ha encantado! Me ha parecido muy fácil de poner y quitar y no tan incómodo como los tampones. Es mucho más cómodo que las compresas puesto que no te limita la ropa, y además es más cómoda también, por que no notas la bajada del flujo, algo que se hace muy incómodo con la compresa, cuando llevas mucho tiempo sentada o tumbada, al levantarte notas como manchas la compresa y es algo un tanto incómodo. Sobra decir que por supuesto no hace falta retirarla para hacer pipí.

Sólo le encuentro una pega, y es que creo que puede ser incómoda para cambiar en lugares públicos. Dónde no tengas intimidad ni higiene para quitártela, limpiarla y volverla a colocar. 

Trás este `pequeño contra, tengo que decir que me ha gustado mucho, y que sin dudas me cambio a ella. Me ha resultado muy cómoda y fácil de usar. Os animais? Ya la usais? Contadme vuestras experiencias me encantará leerlas. Si tienes curiosidad y quieres probarla, puedes encontrarla aquí

Hasta el próximo post!!

Encuentra mis reseñas


Suscríbete a la newsletter y no te pierdas nada!

* campo requerido