· 

Galletas Navideñas

En mi casa es tradición hornear galletas, el día que ponemos el árbol y decoramos la casa. 

Estas galletas aunque nos gustan mucho, sólo las hacemos este día del año, el olor y el sabor nos recuerda a navidad y a estos días. Un bonito gesto que quiero que mis hijos recuerden siempre, con una bonita sonrisa. 
Aquí os dejo la receta, super fácil de hacer y buenísima! 
 
Ingredientes (unas 20 galletas de poco más de medio cm de grosor)
- 125 gr. de mantequilla (no vale margarina, y debe estar a temperatura ambiente, con sacarla una hora antes de empezar con la receta es más que suficiente)
- 125 gr. de azúcar glass
- 1 huevo mediano (a temperatura ambiente)
- 1 cucharada se esencia o aroma (al gusto, en mi caso de limón)
- 250 gr. de harina de trigo (no vale de fuerza ni de reposteria, harina de toda la vida)
 
Preparación:
En un bol, mezclamos la mantequilla con el azúcar glass hasta conseguir una especie de pomada. 
Cuando consigamos esa consistencia, añadimos el huevo y la esencia. Mezclamos bien. 
Añadimos mitad de nuestra harina y mezclamos bien. Luego, añadimos la harina reservada y mezclamos muy bien. 
Envolvemos la masa obtenida en papel film y dejamos reposar hasta el día siguiente o un mínimo de seis horas en la nevera. 
Pasado este tiempo, sacamos nuestra masa, dejamos atemperar y luego amasamos en una superficie con harina, y le damos a nuestras galletas la forma deseada. Yo en mi caso he usado un molde enharinado. 
En la bandeja de horno ponemos papel de horno y vamos poniendo nuestras galletas, con una separación entre si. 
Metemos la bandeja en la nevera y reservamos allí mientras se precalienta el horno, unos 15 minutos. Este proceso hará que nuestras galletas no pierdan su forma en el horneado. 
Precalentamos mientras nuestro horno a 180º
Metemos directamente la bandeja al horno desde nuestra nevera y hornearemos las galletas unos 12 minutos o hasta que estén doradas. 
Dejaremos con cuidado nuestras galletas en una rejilla, salen muy calientes y blandas!!
Dejamos enfriar unos 10 minutos antes de decorarlas. 
Ahora viene lo divertido para hacer con los peques! Dejádles pintar las galletas con lápices de colores comestibles, lacasitos, perlas... A ellos les encantará ayudar. 
Guardadlas en una cajita con tapa para que duren como recién hechas, mucho más tiempo (si es que duran mucho jeejejej)

Si os animais con esta receta tan fácil, me gustaría ver vuestras fotos! Etiquétame en Instagram para que pueda verlas. 
Ya me contais que os parece y el olor tan rico con el que se llenarán vuestros hogares. Hasta el próximo post!!

Encuentra mis reseñas


Suscríbete a la newsletter y no te pierdas nada!

* campo requerido