· 

gofres

gofres caseros

gofres fáciles y como los auténticos

Si hay un dulce que me encante y me traiga recuerdos, sin dudarlo os diría un gofre.

Me recuerda a los veraneos, a las tardes eternas, a los paseos por el paseo marítimo con un gofre calentito y recién hecho acompañándome en los paseos. Me devuelven a la niñez, a mis vacaciones con mis padres. Aquella época maravillosa. A mi padre preguntando si me lo voy a acabar, y es que yo era de las típicas, que se le antojaba algo y a los dos bocados, ya estaba llena, y era mi padre quien acababa de comérselo con gran gusto, le encantaba el momento: "Papá, no quiero más" se le iluminaba la cara, y mi madre siempre meneaba la cabeza, y es que mi padre, no tiene fin. Pero claro, una crece... y con ello su estómago y sus límites, y pasamos del no quiero más al "¿Me compras otro?" y mi padre, sin darse por vencido, preguntaba "¿Te lo vas a acabar?" y la respuesta cambió a un... "¡Pues claro!" y entonces mi madre ya no meneaba la cabeza... ahora se le escapaba una risilla risueña y malvada, y a mi padre no le hacía gracia.

Y después de contaros un bonito pedazo de mi vida... vamos a lo que has venido... a por la receta de estos magníficos gofres.

¡MANOS A LA OBRA!

 

INGREDIENTES (Para unos 8 ó 10 gofres)

  • 375 gr. de harina
  • 135 gr. de leche tibia
  • 5 gr. de levadura seca de panadería
  • 2 huevos + 1 yema
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar perlado

PREPARACIÓN

  1. Lo primero que haremos será activar nuestra levadura seca de panadero. Para ello mezclaremos la leche tibia, con la levadura y unos 15 gramos de la harina y dejaremos reposar unos 10 minutos.
  2. En un bol añadiremos el resto de la harina con la sal y mezclaremos bien, recuerda que la sal y la levadura no se llevan nada bien.
  3. Añadimos al bol, la mezcla de la levadura activada, los huevos, la vainilla y mezclaremos bien, hasta conseguir una pasta. Dejaremos reposar esta masa unos 30 minutos tapado con un paño.
  4. Pasados este tiempo, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar perlado y mezclamos hasta conseguir que todos los ingredientes estén bien integrados.
  5. Dividimos la masa en 8 ó 10 gofres, depende de lo grande que los quieras, e iremos precalentando nuestra gofrera.
  6. Por último ya solo falta pasarlos por la gofrera, esperar a que se doren y ¡LISTO!

¡Tienes que probar a hacerlos, son una maravilla!

Hasta el próximo post!!

 

Puedes escribirme al correo silviadelportillo@gmail.com contarme los recuerdos que te traen este bollo, mandarme las fotos con tu receta, escribirme alguna sugerencia... lo que quieras! Me encantará leerte.

 

Sígueme en Instagram @silviadelportillo donde subo contenido a diario.

🌸💌apúntate a mi newsletter💌🌸

................................Y no te pierdas nada